Competencia social y ciudadana
Es una competencia básica para poder convivir y para hacerlo de forma comprometida con los valores universalmente aceptados, los derechos humanos y los valores constitucionales y está asociada por ello a derechos democráticos de participación. Se persigue con ello una ciudadanía del mundo compatible con la identidad local, formada por individuos que participan activamente.

Para su análisis recogeremos los descriptores en tres subcompetencias básicas:

1. TOMAR CONCIENCIA DEL ENTORNO SOCIAL:


  • Comprender la evolución de las sociedades actuales y respetar su pluralidad.
  • Valorar la aportación que las diferentes culturas han hecho a la evolución y progreso de la humanidad.
  • Apreciar el entorno tomando una actitud crítica ante él.
  • Respetar los principios de la Declaración de los Derechos Humanos.
  • Aprender a convivir y cooperar con los demás.

2. COOPERACION Y CONVIVENCIA:

  • Ser consecuentes con sus decisiones.
  • Respetar las decisiones de los demás aunque difieran de las suyas.
  • Comportarse de forma adecuada en las diferentes situaciones que se le presenten.
  • Resolver conflictos mediante las habilidades sociales idóneas.
  • Respetar las diferentes peculiaridades de cada ser humano.

3. TENER ACTITUD DEMOCRÁTICA:

  • Conocer y aplicar todos los valores democráticos.
  • Solucionar los conflictos de forma pacífica.
  • Utilizar el diálogo como forma de resolución de conflictos.